Pasear y hacerlo en contacto con la naturaleza es una de las sensaciones más agradable que podemos encontrar y a la que no tienen alcance todas las ciudades. Desconectar del ajetreo diario o practicar deporte al aire libre son algunos de los muchos beneficios que reporta pasear. En el caso de Utrera, diariamente podemos ver a distintas horas del día vecinos que caminan por la vía pecuaria conocida como Camino de Los Molares. Y es que caminar es un deporte apto para todas las edades y recomendable para personas con ciertas enfermedades como las cardíacas o la diabetes.

Existen otras alternativas naturales un poco más alejadas de nuestra ciudad, como es el caso del Pantano Torre del Águila, que también invita a la práctica senderista, así como de otros deportes como el ciclismo o el running. Muchos utreranos eligen este enclave para desarrollar estas prácticas.

No obstante, para aquellos que ansían la ciudad o andan faltos de tiempo, hay zonas en Utrera en las que también pueden pasear y tomar cierto contacto con la naturaleza. Como ejemplo, tenemos el Paseo de Consolación, que está rodeado de arboleda que ofrece una agradable sombra, que se suele apreciar más en la época primaveral y veraniega en la que suben las temperaturas. Además, al guardar semejanza con un parque, favorece que en él se practiquen otros deportes y que acudan niños para jugar.

El fin último es pasear y que la experiencia sea agradable, disfrutando del entorno, de su belleza, de su tranquilidad o de cualquier otra razón que nos motive a hacerlo. Por ello, nos gustaría que respondierais a la siguiente cuestión. ¡Gracias!