El acoso escolar, más conocido hoy en día por la palabra anglosajona “Bullying”, hace referencia al maltrato psicológico o físico que sufren algunos estudiantes por parte de sus compañeros y que en los últimos años parece haber incrementado su presencia. Según datos del Ministerio de Educación afecta en torno a un 4% del alumnado.

A esta lacra social, sus autores han incorporado en muchos casos las nuevas tecnologías, sirviéndose de las cámaras de los Smartphones, de las redes sociales y de aplicaciones móviles como ‘Whatsapp’ para amedrentar a sus víctimas. Y es que difunden por estos medios sus ataques físicos, burlas o vejaciones hacia estos jóvenes acosados.

La dificultad para detectar estos casos y para la víctima de denunciarlos ha llevado a que cada vez sean más habituales las campañas de concienciación contra el acoso escolar en centros educativos. La Policía Local de Utrera es uno de los cuerpos de seguridad que ha llevado a cabo en los últimos meses charlas sobre “Bullying” entre los jóvenes de la localidad, puesto que no debemos olvidar que el acoso escolar el podría llegar a ser un delito. Del mismo modo, desde el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Utrera y desde los propios centros educativos se trabaja la denuncia de esta lacra, trabajando en proyectos de concienciación que, en el caso de un grupo de estudiantes y profesores del I.E.S. Consolación, les ha llevado a ganar un premio con la elaboración de un vídeo centrado en el “Bullying”.

En cualquier caso, es un problema que preocupa y se da a nivel estatal. Por ello, con el objetivo de erradicar o, al menos disminuir el número de casos, el Gobierno lanzó el pasado 1 de noviembre el teléfono contra el acoso escolar, que es el 900 018 018. Este servicio está atendido por psicólogos, juristas, sociólogos y trabajadores sociales y atiende las 24 horas del día durante todo el año.