Los espacios públicos en las ciudades están ideados para el disfrute de los vecinos, por ello, en ocasiones, se complementan con equipamientos que hagan más atractiva y cómoda la experiencia en estos entornos. Es el caso de los distintos parques, plazas, jardines, zonas peatonales, entre otros, que existen en Utrera. Imaginad qué serían de estas zonas si no se contara con toboganes o columpios en los parques, bancos para poder sentarnos en las plazas o fuentes para beber. Indudablemente no podrían considerarse como espacios para su uso.

En este sentido, es necesario que dichas zonas estén perfectamente acondicionadas para que puedan ser visitadas y disfrutadas. Es más, muchas de ellas, en función de su aceptación, pueden ser explotadas de modo que se conviertan en espacios polivalentes. Ocurre en muchos casos con las plazas, que pueden estar destinadas a zona de ocio infantil, como ocurre en la Plaza del Altozano, en la que existe una zona dedicada a tal fin, y otra parte para un disfrute más adulto, con terrazas para la hostelería y bancos. Además, es susceptible de ser escenario de conciertos o teatros en determinadas ocasiones.

Todo ello lo facilita el que cuenta con un buen equipamiento cívico integrado y que se mantiene adecuadamente, puesto que hay que ser conscientes de que tenemos que conservar el mobiliario urbano para que se pueda seguir invirtiendo en avances en la ciudad en este sentido y no por el contrario en reparar o adecentar aquello con lo que ya contamos. Y es que ese equipamiento viene a hacer de nuestra ciudad, una ciudad más atractiva, pero sobre todo más cómoda, especialmente para nuestros mayores que pueden tener a su alcance distintas zonas de descanso y ocio para disfrutar de la ciudad.