Como en cualquier medio de transporte, los motoristas necesitan tomar medidas de seguridad para llevar a cabo la conducción de sus motocicletas, independientemente de la cilindrada de éstas.  Indudablemente, al hablar de seguridad entre motoristas, tenemos que hacer referencia al uso del casco, que es obligatorio tanto en vías urbanas como interurbanas y tanto en trayectos largos como cortos.

Así lo recuerda la DGT en las numerosas campañas de concienciación que pone en marcha cada año, orientadas en este caso a la conducción segura. Y es que el riesgo de morir en moto es 17 veces mayor que en coche, cifra que se incrementa si prescindimos del casco. Y aún más, si el conductor lleva acompañante que también opta por no llevar casco. Accede a la última campaña promovida por la DGT.

Además de ser un seguro de vida el uso del casco, el hecho de no llevarlo expone a los conductores a posibles sanciones por parte de las autoridades e, incluso, a la pérdida de puntos del carnet. No obstante, se apela fundamentalmente a la seguridad. Por ello, se recomienda que el casco esté homologado y se adecue a la cilindrada del vehículo y a la movilidad del conductor, es decir, deberíamos invertir más por ejemplo en un casco si vamos a hacer uso de él en carretera, en cualquier caso, los profesionales nos harán la recomendación adecuada. Para comprobar que el casco está homologado, deberá incluir en su interior una etiqueta blanca con la letra “E” y un número correspondiente al país donde ha recibido la homologación.

Además de concienciar sobre el uso del casco entre los motoristas, también es necesario hacer un recordatorio entre los ciclistas. Y es que el uso del casco es obligatorio en vías interurbanas para todos los usuarios de bicicleta. En las vías urbanas su uso es obligatorio para los menores de 16 años tanto si son conductores como ocupantes de bicicleta. Para los mayores de 16, no es obligatorio, aunque Tráfico recomienda su uso. (fuente: DGT).

Las fuerzas de seguridad ciudadana velarán porque los conductores de motocicletas cumplan con esta normativa con el objetivo de salvaguardar la seguridad y la siniestralidad entre los motoristas. No obstante, hacer uso del casco es nuestra responsabilidad.