Lanzarse a la creación de una empresa o un negocio particular es una decisión que a veces viene determinada por la falta de oportunidades laborales. Por ello, desde distintos sectores se fomenta el emprendimiento empresarial. En muchos casos, además de una oportunidad laboral, es la oportunidad para trabajar en lo que verdaderamente queremos o para lo que nos hemos formado. No obstante, a veces esa decisión se dilata en el tiempo por la falta de capital para poner en marcha el proyecto o porque son muchos los trámites que hay que gestionar para poder arrancar, entre otras cuestiones.

En este sentido, sería necesario contar con medidas que agilizaran estos procesos o ayudas que animen a emprender, dada la posibilidad que ofrece como salida laboral.

Si bien es cierto que los nuevos autónomos cuentan con bonificaciones en la cuota mensual que deben pagar desde su alta (tarifa plana), una medida lanzada para fomentar el autoempleo, ésta bonificación no es de por vida. Por tanto, podrían estudiarse otras fórmulas. En cualquier caso, sigue siendo una posibilidad de empleo con la que contamos y de la que pueden obtener asesoramiento a través de la oficina del CADE de Utrera, situada la avenida Abate Marchena s/n.

Allí mismo les ofrecerán ayuda para la puesta en marcha de empresas, así como con los trámites burocráticos que ello conlleva. Y es que genera muchas dudas y dificultades, algunas de ellas relacionadas con el aspecto económico, viabilidad, legalidad, … De hecho, España sigue siendo uno de los países con mayores dificultades a la hora de abrir una empresa. En este sentido, contar con políticas que faciliten estos trámites y favorezcan la coordinación entre administraciones es un reto a alcanzar que quizás animaría a más emprendedores de los que existen en la actualidad con lo que ello supone de positivo en cuanto a generación de empleo, riqueza y diversidad empresarial, entre otros aspectos.