Las nuevas tecnologías se han instaurado en nuestras vidas de tal forma que no imaginamos nuestro día a día sin ellas. El ejemplo más claro lo tenemos en el teléfono móvil, un aparato que hace unos años era cosa sólo de unos pocos y que sin embargo hoy en día nos cuesta prescindir de él. Esta necesidad de tecnología se ha visto acrecentada a raíz de la existencia de Internet y de su fácil acceso, ya que las compañías de telecomunicaciones ofrecen precios cada vez más competitivos, por lo que una gran parte de las familias de Utrera ya cuentan en sus hogares con este servicio.

En cualquier caso, esta democratización de Internet, en el sentido de que no hace muchos años sólo estaba al alcance de unos cuantos, se ha hecho también extensible a muchos centros públicos en los que podemos encontrar ordenadores con acceso público a Internet. Es el caso de la Biblioteca Municipal, de los centros culturales y de los centros escolares, entre otros. Estos ordenadores están a disposición de los usuarios en estos lugares para realizar cualquier consulta que deseen, complementando en muchos casos los servicios que ofrecen estos centros públicos. Por ejemplo, cualquier consulta bibliográfica que realicemos en la biblioteca puede completarse con información que encontremos en Internet.

Del mismo modo, Internet también se ha convertido en un medio, a veces exclusivo, para realizar distintas gestiones administrativas. Por tanto, se hace necesaria la presencia de ordenadores con acceso público a Internet en lugares como los señalados para facilitar a los ciudadanos este tipo de trámites, ya que aunque cada vez son más las familias que cuentan con Internet en sus hogares, como indicábamos en un principio, hay muchas que todavía no tienen ese acceso, por lo que pueden disponer de estos sitios públicos para conectarse de forma gratuita.