Distintos estudios realizados indican que los niños y jóvenes pasan cada vez más tiempo delante de una pantalla. Datos de 2016 señalan que ese tiempo se sitúa en una media de 5 horas al día. Y es que, además de la televisión, que centraba el mayor número de horas, en los últimos tiempos se ha sumado Internet, que ya gana terreno a la televisión.

Programas, series, dibujos, videojuegos, videotutoriales, videoclips, … son algunos de los contenidos que consumen jóvenes y niños a través de los distintos dispositivos digitales que nos rodean: móviles, tablets, televisión, ordenador, … Pero, ¿cuánto tiempo es recomendable estar como máximo delante de algunas de estas pantallas?

Esta es la respuesta que ofrece la Academia Americana de Pediatría:

La Academia Americana de Pediatría cuantifica el tiempo de ocio de calidad de los niños delante de las diferentes pantallas: media hora diaria para menores de 3 años, una hora para los niños entre 3 y 5 años, y dos como máximo para los niños y jóvenes de entre 6 y 18 años. (Fuente: diario El Mundo)

Es cierto que no todas las pantallas son iguales ni ofrecen las mismas prestaciones, puesto que la pantalla de televisión está destinada a un consumo pasivo, mientras que las de las tablets o smartphones, entre otras, al ser táctiles permiten la interactividad y favorecen la participación. En este sentido, ayudan al desarrollo del niño pero considerando que no exceda del límite de horas señalado.

Por ello, sería interesante buscar alternativas a ese tiempo que pasan delante de las distintas pantallas para que disminuya, sustituyéndolo por otras actividades. En este sentido, la delegación de Juventud ofrece información al respecto y oferta distintas actividades abiertas a todas las edades. Del mismo modo, la Biblioteca Pública es otro espacio donde encontrar alternativas, tan beneficiosas como la lectura, así como otros talleres de los que hablábamos días atrás en este post.

En cualquier caso, se trata de hacer un uso responsable de las nuevas tecnologías, por lo que los adultos también debiéramos dar ejemplo ante nuestros hijos, limitando el tiempo que pasamos delante de las pantallas fuera del horario laboral. Nos gustaría que contestaras a la siguiente pregunta o, si lo prefieres, dejaras un comentario al respecto o alguna propuesta. ¡Gracias!