Decenas de familias de Utrera cuentan en sus hogares con mascotas a las que ofrecen cuidados y suponen un miembro más de la familia. Perros y gatos suelen ser los más comunes y a veces incluso tienen destinada una labor en el hogar como es guardar la seguridad de la casa o finca en la que se hallen. De hecho, muchas fueron adquiridas en su día con esa intención. cover custodia iphone 8 plus trasparente Otras, por su parte, fueron un regalo para alguno de los miembros de la familia, generalmente los niños, o su adquisición se produjo por decisión familiar. custodia iphone 6 rock En cualquiera de los casos, en ocasiones, no se repara en la responsabilidad que conlleva tener un animal. iphone 6s custodia 360 Y es que necesitan unos cuidados diarios, alimentación, un seguimiento veterinario, crecen, a veces más de lo esperado, envejecen, … custodia iphone 7plus cuestiones que a veces llegan a desencadenar en el abandono del animal. La Fundación Affinity, que difunde los beneficios de los animales de compañía, señala como los principales motivos que llevan al abandono de estos animales: las camadas inesperadas (14%), los cambios de domicilio (13,7%), los factores económicos (13,2%), la pérdida de interés por el animal (11,2%) y el comportamiento problemático de la mascota (11%), mientras que entre los motivos menos frecuentes se encuentran el fin de la temporada de caza (10,2%), las alergias de algún miembro de la familia (7,7%), el nacimiento de un hijo (6,4%), el ingreso en hospital o la defunción del propietario (3,5%), las vacaciones (2,6%) o el miedo a contraer la toxoplasmosis durante el embarazo (2,4%). custodia inter iphone 6s En este sentido, ante la decisión de tener que prescindir de una mascota, tienen a su disposición diversas protectoras animales que acogen estos animales a la espera de que sean adoptados. custodia iphone 6 alfa romeo Del mismo modo, pueden recurrir a la Delegación de Sanidad que les ofrecerá información al respecto, pero en ningún caso opten por abandonar el animal en la calle, ya que, además de estar penado, supone un peligro para la integridad del animal, que queda expuesto a atropellos y a ocasionar posibles accidentes, a enfermar o a morir por inanición, entre otras causas.