El desarrollo sostenible es la capacidad de asegurar las necesidades de la población en el presente sin que amenace las futuras. Un concepto cada vez más presente en las políticas locales y en la conciencia social. En este sentido, a su amparo, así como al amparo de la eficiencia y confortabilidad en las ciudades, nace otro concepto que cada vez resulta más familiar. Se trata del concepto “Smart City”, que tiene que ver con el objetivo de conseguir “ciudades inteligentes” desde el punto de vista tecnológico, de modo que los núcleos urbanos se replanteen el modo en el que prestan los servicios a sus vecinos y busquen alternativas sostenibles. Una iniciativa que parte de la Unión Europea y que cada vez encuentra mayor acogida en las ciudades.

En el caso de Utrera ya se trabaja en esta línea adaptando determinados servicios municipales, como es el caso del alumbrado público, que se ha mejorado en algunas zonas mediante la instalación de tecnología LED, un sistema de bajo consumo que produce menor impacto medioambiental además de un importante ahorro económico, como adelantábamos en este post. Y es que una ciudad se considera “ciudad inteligente” en la medida en que invierte en tecnologías de la información y la comunicación, sus infraestructuras promueven una mejor calidad de vida, se facilita la vida a sus ciudadanos, entre otras acciones destinadas a favorecer una mejora del entorno urbano desde el punto de vista eficiente. Por ello, otro de los proyectos anunciados por el Consistorio y que complemente al objetivo de “Smart City” es la creación de una red de aparcamientos sostenibles para solucionar los problemas de tráfico y movilidad existentes. Un proyecto que se encuentra en estudio en la actualidad pero que viene a dar solución a un problema que encuentran en la actualidad los ciudadanos y que reduciría la contaminación que provocan los colapsos puntuales que se producen. Aquí puedes acceder a la noticia.

Por tanto, estamos ante una manera adecuada de evolucionar como ciudad y de proporcionar mejoras para la ciudadanía que también puedan disfrutar las generaciones venideras. El trabajo hacia la consecución de una “Smart City” llevará a las áreas de Movilidad, Medio Ambiente, Economía o Hacienda municipales a trabajar conjuntamente por alcanzar este objetivo.