Organizar tráfico y peatones en las ciudades a veces es una labor cambiante en función del día de la semana, hora o época del año en la que nos encontremos. Factores como la salida de los escolares de los colegios; la época estival, que favorece que los clientes consuman en los veladores; o los fines de semana, en los que el ocio se suele concentrar en las calles o zonas de paseo, son las que condicionan el normal desarrollo del tráfico rodado.

Los ayuntamientos son los encargados de llevar a cabo estas adaptaciones con el objetivo de facilitar a los vecinos el disfrute y normal desarrollo de estas actividades sin que ello suponga grandes molestias u ocasione otros problemas. Por ello, destina a tales efectos a la Policía Local para ayudar sobre todo en esos momentos puntuales en los que se interrumpe o se corta al tráfico determinadas zonas, indicando a los conductores rutas alternativas, en la medida de lo posible.

En cualquier caso, son medidas que se toman para beneficio de los ciudadanos por lo que las posibles molestias que pudieran ocasionar debieran tolerarse, siempre que no limiten la libertad de los vecinos. En cualquier caso, estas generalmente son temporales y se cuenta con el consentimiento del vecindario afectado.

Del mismo modo, y como en otros aspectos, el Ayuntamiento de Utrera está abierto a todo tipo de propuestas que los vecinos puedan aportar al respecto para estudiar su posible puesta en marcha, conscientes de que puede haber alternativas.

Peatones y conductores podemos disfrutar de la ciudad por igual, respetando las zonas asignadas a cada cual y encontrando soluciones factibles para que prime el buen desarrollo de nuestro día a día en Utrera.