Cada vez más los ciudadanos y las ciudades apuestan por el uso de la bicicleta como medio de transporte en el entorno urbano. Y es que son múltiples los beneficios que aporta, como son el ahorro económico. Por otro lado, la bicicleta no contamina y al utilizarla estamos realizando ejercicio físico, por no decir lo que puede llegar a agilizar nuestra ruta, puesto que con el uso de la bicicleta evitaremos los posibles atascos que se producen en el tráfico rodado. Por todo ello, el uso de la bicicleta es más que recomendable. Además, en esa apuesta que están realizando las ciudades, cada vez es más habitual encontrar en su trazado urbano, tramos con carriles bici que facilitan su uso.

La promoción del uso de la bicicleta se presenta también a nivel autonómico, a través del Plan Andaluz de la Bicicleta, un instrumento básico para la planificación y promoción de manera integral. Como indica en su web, este plan incluye nuevas vías ciclistas, redes a nivel urbano, metropolitano y autonómico, que suman unos 5.200 kilómetros. Del mismo modo, prevé medidas complementarias: aparcamientos, intermodalidad o programas sectoriales de apoyo (turismo, empleo, medio ambiente, educación, …). Si quieres más información sobre el plan, puedes acceder aquí a su web.

Además de un medio de transporte que contribuye a la movilidad sostenible, la bicicleta favorece la práctica deportiva y el contacto con la naturaleza, si la usamos fuera de la ciudad. En este sentido, la Asociación Cicloecologista Legiones de Leptis de Utrera reúne a aficionados de este deporte y amantes de la naturaleza y realizan salidas en grupo, participan y organizan marchas ciclistas, entre otras actividades. El C.D. “Utrera en Bici” y el Club ciclista “ON Bike” son otros de los colectivos locales que también desarrolla esta afición mediante salidas, cuyo calendario para esta temporada se encuentra disponible en su web y perfiles en redes sociales.

Teniendo presente el panorama actual en Utrera, os planteamos la siguiente cuestión.